El verbo tocar y sus diferentes acepciones

Irene A.

Irene A.

I was born in Madrid, I am not Gato though. My favourite food is Spanish omelette with onions! On weekends I love hiking in the mountains of Madrid. I’m a big movie buff. One of my favourite Spanish movies is Primos, have you seen it?
If you liked it, share it!
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

 

¡Hola spaneasers! ¿Cómo van vuestras clases de español? Esperemos que estéis aprendiendo mucho. Hoy vamos a hablar de las diferentes acepciones del verbo TOCAR.

En español, el verbo TOCAR tiene diferentes usos dependiendo de la información que queramos transmitir o del contexto en el que nos encontremos. Por ello, tenemos que aprender el significado de cada una de sus acepciones para no confundirnos y poder comunicarnos de una manera efectiva.

La primera definición que encontramos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es la de: Ejercitar el sentido del tacto:

  • No toques los cuadros del museo.
  • No me gusta que me toquen el pelo.

 

El segundo uso que vamos a ver está relacionado con la música. Usamos el verbo TOCAR cuando nos referimos a hacer sonar un instrumento musical:

  • María toca la guitarra bastante bien.

 

También cuando queremos expresar que alguien interpreta una pieza musical. En este caso se trata de un sinónimo de interpretar:

  • La orquesta tocó la novena sinfonía de Beethoven para terminar el concierto.

 

Otro de los usos del verbo TOCAR, es el de alterar el estado o condición de algo:

  • No toques más la ensalada, está perfecta.
  • Esta poesía está bien, no hay que tocarla.

 

Usamos este verbo para indicar que dos objetos están tan cercanos que apenas hay distancia entre ellos:

  • Esa calle es tan estrecha que los balcones se tocan.

 

En ocasiones, usamos el verbo TOCAR para avisar, hacer una señal o una llamada:

  • Dame un toque (al móvil) y voy a buscarte.
  • He tocado el timbre varias veces, pero nadie me ha abierto la puerta.

 

Cuando tratamos o hablamos leve o superficialmente de un tema, sin que sea este el asunto principal :

 

  • En la reunión de hoy se tocará el tema de los horarios.
  • No tocaré ese asunto hoy.

 

  • Ser pariente o tener una alianza con otra persona:
  • No me toca nada, así que no tengo que ir a su boda.

 

Usamos TOCAR como sinónimo de inspirar o estimular:

  • Le tocó Dios en el corazón.
  • El motivo de la manifestación le toca profundamente.

 

Empleamos el verbo tocar refiriéndonos al turno para hacer algo, o a la obligación de hacer algo:

  • Me toca después de ti. (Es mi turno)
  • Me toca comprarle un regalo por su cumpleaños.
  • Este fin de semana nos toca hacer mudanza.

 

Por último, podemos usar el verbo TOCAR para referirnos a una parte o porción de algo que se reparte entre varios o les es común:

  • A cada niño le tocan cinco caramelos.
  • Nos ha tocado el primer premio de la Lotería de Navidad.

 

También podemos encontrar este verbo tan polivalente en expresiones como: No me toques las narices, que significa no me enfades, o: Se mira pero no se toca.

 

 

Esperamos que os haya gustado este post y os haya servido para mejorar vuestro español, ahora os toca estudiar.

Did you enjoy the article?

If you want to know more about our culture, or learn tricks to better express yourself in Spanish. Keep reading our blog, each week new content will come up.

Check out our awesome Spanish courses in Madrid, where we mix great learning experience with lots of cultural recreational activities.

Interested? We will contact you right away!.
We care about the protection of your data. Read our Privacy Policy.